Buscar en este blog

miércoles, 20 de febrero de 2013

[Análisis PS3] Sleeping Dogs




Ser un agente infiltrado no es fácil y mucho menos tener que jugar con ambas caras de la ley a tus espaldas, pero lo que sí es cierto, aunque sea por simple curiosidad, a más de uno nos gustaría meternos en la piel de algún agente que se infiltra entre las peores bandas corruptas, si tú no eres uno de ellos/as, Sleeping Dogs es tu juego, te da la oportunidad de eso y mucho más.



Sleeping Dogs es uno de los juegos catalogado como "Sandbox". Desarrollado y producido por Square Enix, y siendo distribuido por Koch Media, sí que es cierto que Sleeping Dogs es un juego que no ha sonado muy fuerte, por no decir que apenas ha sonado.

En este juego nos ponemos en la piel del agente Wei Shen el cual se tendrá que ganar la confianza de los peores jefes de la triada para dar caza al criminal más buscado.

Debo admitir que si no conoces el ambiente de Hong Kong, este juego te puede llegar a gustar por lo bien ambientado que está, tanto de día como de noche, ya sea un día soleado o lluvioso.

Un juego abierto con misiones principales y secundarias donde tu prestigio aumentará a favor de la triada o de la justicia según las misiones que hagas, pero no olvidemos que este juego no se trata solo de completar misiones, sino también de ayudar a ciudadanos de pie que te piden ayuda (siempre serás bien recompensado), ayudar con redada antidrogas, robar camiones brindados o coches para luego venderlos, completar todos los coleccionables, comprar coches, motos, ropas y complementos, comidas e incluso objetos para tus casas (empezarás con una y conforme avanza irás adquiriendo más en diversos barrios) como alfombras, cuadros, camas...

Debido a la amplitud del mapa, siempre es aconsejable ir de un lado a otro en algún vehículo, ya sea tuyo propio (que tendrás en el parking) o, por qué no, robado.



Sleeping Dogs es un juego que se caracteriza por muchas cosas, una de ellas, como dije antes, por su ambientación en Hong Kong, con sus barrios humildes, sus barrios ricos, sus barrios "complicados"... todo sin faltar detalles, así como sus diversas tiendas.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es la velocidad y manejo del vehículo según la marca que sea, ya sea moto, coche, camión, autobús o hasta yate. La variedad de modelos es una cosa que se aprecia, sobre todo a la hora de su conducción.

Introduciéndonos en el juego, veremos que las misiones varias según para quienes las hagamos, si la hacemos a favor de la triada, tendremos misiones como ir en caza del bando enemigo, ir a toda velocidad hasta cierto punto de la ciudad sin que la policía te pille (solo nuestros superiores sabrán nuestra identidad real), llevar a algún compañero hasta cierto punto entre otras. Si las misiones que nos toca es a favor de la justicia, tendremos misiones del estilo colocar micrófono sin que nos pillen, investigar a ciertos delincuentes, sacar información entre otras.

Nuestro agente, Wei Shen, podrá pasear por la ciudad a sus anchas, podrá destruir farolas, papeleras y todo lo que pille (restarán puntos de reputación como agente de la ley) ya sea andando como en cualquier vehículo.

Me llama la atención que cuando se tiene un arma en nuestro poder, se puede utilizar cuando quieras, contra quien quieras y en el momento que desees, incluso conduciendo, cosa que se agradece para cuando nos persigan, ya sea la propia policía o la banda enemiga para deshacernos de ellos disparando a las ruedas.

A parte de lo dicho anteriormente, podemos cambiar nuestra imagen comprando ropas y complementos (gafas, relojes, collares, gorros...), así como comprar coches y motos. Entre otras cosas, también podemos incluso cantar en karaoke, hacer carreras de coches o motos o incluso jugar al póker.

Hablando un poco de todo, podemos decir que la historia tiene enganche, te entra ese gusanillo de saber que pasará finalmente, a pesar de que el personaje principal carece un poco de carisma. El juego, basándonos solo en la historia sin entretenernos mucho en buscar los coleccionables, tiene aproximadamente 20 horas para completar el 40-45% del juego, pero una vez acabado, puedes explorar la ciudad a tu antojo y terminar de buscar lo que te falta.

La banda sonora, salvo cuando nos montamos en algún vehículo (y podemos cambiar de emisora en cualquier momento), no escucharemos nada, ya que durante el juego escucharemos el murmullo típico de la ciudad y las gentes hablando.

El juego está en completo inglés, aunque con subtitulo en castellanos, molesta un poco a la hora de conducir si tienen una conversación, pues no será difícil estar en ambas cosas a la vez si no sabes inglés de "oídas", ya que el acento lo imitan al estilo de la ciudad para hacerlo más realista.


Hablando de gráfico, quizás no sea el juego de los mejores gráficos, lo podemos dejar en pasable tirando a bien, aunque eso sí, añoro expresiones faciales en la cara de los personajes, eso de que apenas muevan la aboca cuando habla y tenga siempre la misma expresión facial, lo podrían haber trabajado mejor, aunque se agradece que en las escenas cinematográfica, Wei Shen salga con las ropas que le hayamos puesto.

Las cámaras en ocasiones fallan, perdiendo la visión de nuestro personaje sin saber en donde está, eso suele pasar normalmente en alguna lucha callejera o cuando chocamos con nuestro coche contra algún muro o pared. Por lo general, no suele tener más fallos que esos.

La jugabilidad es bastante intuitivas, no tiene mucha historia, salvo cuando empieza a desbloquear los combos que tendrás que aprendértelo, por lo demás, es fácil.



De manera resumida, nuestras notas son:


  • Historia: 9
  • Jugabilidad: 8
  • Música: 9
  • Gráficos: 7
  • Cámaras: 6


NOTA FINAL: 7,8


OPINION PERSONAL:

Antes de empezar a hablar de mi experiencia con este juego y dar mi veredicto final desde mi punto de vista, debo de decir que nunca he conseguido terminar un Sandbox como Grand the auto o Red redemption porque siempre me acaban saturando los mundos abiertos donde puedes hacer de todo y convertirte en el/la malote/a que no puedes ser en la vida real.

Con Sleeping Dogs ha sido diferente, quizás la temática también ayudaba a la hora de que consiguiera engancharme al 100% y hacer un poco la gamberra también ayudaba, para que negarlo.

Supongo que vendrá la pregunta del millón, como siempre hago, ¿recomendaría este juego? Sinceramente, es un juego que no recomendaría a cualquiera, que me ha gustado mucho, sí, es cierto, que lo recomiendo a cualquiera, no.

Este juego es solo apto para aquellos que le gusten recorrerse mapeados de grandes dimensiones, que le gusten ponerle muchas horas de juego y sobre todo, que le guste la temática de poli infiltrado en grandes mafias.

Y ya para terminar, al final le daré las gracias al fallo que tuve que sin querer contraté tres meses más de plus, si no hubiera sido por ella, no hubiera conocido este juego y seamos sinceros, de vez en cuando cambiar un poco el género de juego del que estamos acostumbrado nos viene hasta bien y eso que solo fue una simple curiosidad, tenía la demo y ni lo había probado, decidí probar el juego y ahí me quedé atrapada en Hong kong.



Publicado también en PSPStation.Org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario