Buscar en este blog

viernes, 14 de septiembre de 2012

FAR CRY, SAGA Y EXPECTATIVAS: CAP. 2 by @mingonegro


Retomando el hilo de la anterior entrada hoy le metemos mano a la segunda entrega de la saga: Far Cry 2.

Antes de meternos en el ajo vamos a desgranar un poco las características principales y entrar en situación. Estamos en un juego ambientado en África, en el que encarnamos a un mercenario en busca de fortuna trabajando para las diferentes facciones de la zona. Nada más llegar contraes la malaria y has de estar buscando pastillitas amarillas para poder sobrevivir (no quiero profundizar mucho para no hacer spoiler por si queréis jugarlo).

En esta ocasión se dio un cambio radical al título, dejando de ser un FPS a secas para pasar a ser un híbrido entre FPS y Sandbox (mundo abierto tipo GTA) . Para hacer algo diferente la lectura voy a analizar por separado las características que implementa el título de cada género para hacer una valoración general del mismo.

En lo que se refiere a FPS, estamos ante un título brutal, y se dió un paso más en la interacción con el escenario. De esta forma pasamos de romper torres vigía a utilizar tácticamente el elemento del fuego. De esta forma puedes liarla parda con un cóctel molotov sabiendo usarlo bien sobre el pasto seco, llegando a aislar a los enemigos o quedándote atrapado en un gran incendio.

Los gráficos del título fueron brutales para su época y tenía animaciones del personaje sorprendentes, como sacar una bala de tu pierna con unos alicates, cuando tu salud está agotada y puedes parapetarte para curarte, o regenerar la salud con una inyección en el brazo.

En lo que se refiere a recreación de armas gráficamente y en sonido estaba bastante conseguido y no tiene nada que envidiar a juegos actuales.

Dicho todo esto pasamos al apartado Sandbox y es aquí donde bajo mi punto de vista flojea un poco la cosa.
El escenario es bastante grande y hay vehículos bien repartidos para ir de un punto a otro. También hay la posibilidad de hacer un viaje rápido cogiendo un autobús, aunque hay pocas estaciones y es un latazo ir de estación en estación.

Lo malo del escenario no son las dimensiones sino lo tremendamente monótono que es, y es que hay poca variedad y hay puestos enemigos repartidos en las vías de comunicación. Lo de los puestos enemigos estaría de lujo, si no fuera porque al tiempo de acabar con uno vuelve a regenerarse teniendo que estar acabando con estos puestos cada dos por tres.

Algo que hay que destacar es la sensación de inmersión que se consigue con la interfaz del juego y es que si vas conduciendo y despliegas el mapa, ves el mapa en papel en tus rodillas por lo que vas conduciendo y mirando el mapa evitando menús y submenús engorrosos.

En lo referente a las misiones la verdad es que empieza muy bien, pero cuando llevas unas pocas horas jugando se vuelven monótonas y repetitiva, lo cual si le agregas la monotonía que añaden los puestos de vigilancia enemigos y los desplazamientos por un mapa tan poco variado hace que acabes un poco harto.

Viendo todo esto estaréis pensando que el  juego es una bazofia y nada más lejos de la realidad. El juego es bastante bueno aunque cae en la monotonía de algunos sandbox. Puedes pasar ratos muy muy buenos con este videojuego aunque has de ser paciente para acabar el título, o dejar tiempo para descansar antes de volver a retomarlo y acabarlo. Es un juego que dado su precio actual es recomendable y ofrecerá una experiencia bastante buena aunque le falte algo de variedad.

Como siempre espero que me déis algo de feedback  y que me comentéis vuestras experiencias con este juego o qué esperáis de la tercera entrega de la saga en Twitter ( @mingonegro ).
En la próxima entrada nos meteremos de lleno con las expectativas que ha generado Far Cry 3 y lo que he podido deducir de los tráilers y la info que he recabado por ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario